Evita falsas alarmas y sustos con TBO Working

Un buen sistema de seguridad debe diferenciar entre los incidentes reales y las falsas alarmas.

Cuando instalamos un sistema de videovigilancia y seguridad en nuestro negocio u hogar, es muy importante estar alerta y tener en cuenta qué tipo de elementos podrían generar falsas alarmas, ya que pueden provocar inquietud y malestar sin motivo. 

En TBO Working trabajamos con la mejor tecnología para garantizar el mejor funcionamiento en el sistema de seguridad de su local. Sensores y cámaras preparados para una mejor detección de los distintos elementos que pueden activar una alarma

Además de la detección de movimiento y la visión nocturna, los equipos con los que trabajamos en TBO Working, cuentan con tecnología de detección de personas, por lo que se reduce la posibilidad de falsas alarmas provocadas por animales o elementos que puedan moverse como tal. 

Los sistemas de CCTV (Circuito Cerrado de Televisión) pueden colocarse tanto en el interior como en el exterior de un local o una casa, pero es importante saber qué cámaras y sensores van a situarse en una parte y en la otra, ya que tienen que ser modelos distintos con características que les permitan adaptarse a los elementos de cada parte, de manera que no se produzcan falsas alarmas. 

Por ejemplo, la sensibilidad al movimiento de los dispositivos de interior puede ser mucho más alta que en los de exterior, ya que en la calle hay muchos elementos que podrían activar las alarmas sin necesidad, como el viento o la lluvia, los coches o personas que circulen por la zona o los animales que puedan vivir alrededor del espacio a vigilar. 

En la vigilancia de exterior hay que centrar los censores en los puntos delicados, como las puertas o las ventanas, de manera que se activen, sobretodo si hay movimiento en estos puntos, que es cuando puede haber una amenaza real. 

Mientras que en interior, es importante asegurarse de que las puertas y ventanas cierran correctamente, para evitar la presencia de corrientes de aire, elementos móviles o pequeños animales que puedan colarse y hacer saltar las alarmas. 

Los sensores de movimiento y de detección de personas de última tecnología permiten diferenciar el movimiento repetitivo que puede producir un elemento móvil o el tamaño y calor que desprende un pequeño animal, del movimiento y calor que genera un humano, por lo que la alarma solo saltaría en el caso de presencia humana en el recinto. 

Pero para que estos elementos funcionen correctamente y con la máxima precisión, es importante el mantenimiento y la renovación del sistema de seguridad de forma periódica. Por este motivo, en TBO Working nos encargamos de que su equipo de videovigilancia esté siempre a la última y en buenas condiciones.  

Muchas falsas alarmas en locales o empresas se producen durante la noche, y es precisamente durante este periodo en que pueden resultar más molestas, ya que generan una serie de alertas y inquietud en el propietario que no se encuentra en el recinto y no puede comprobar inmediatamente lo que está sucediendo. 

En TBO Working disponemos de sistemas para controlar las cámaras de forma remota y acceder a las imágenes en directo, por lo que, incluso en el caso de una falsa alarma, es posible comprobar la seguridad del local sin desplazarse. 

Pero evitar que se produzcan las falsas alarmas en primer lugar, puede evitar muchos problemas y aportar tranquilidad

Deja un comentario